jueves, 17 de julio de 2014 la biblioteca de flora portfolio

algo que no pasa hace más de 3 años.-

Si gente, estoy usando un jean. Algo que no pasaba hace años. Y mas inusual todavía, es que me lo puse y estuve en bici todo el día, si no fuera elastizado se complicaría. Otro atractivo es que me salió menos de 20 dólares, lo cual fue decisivo en la compra. No sé cuánto tiempo va a durar, pero seguro va a estar bien.

Les quiero mostrar un lugar al que fui en Los Angeles. Con "fui" me refiero a que así como entré, salí. Fue como un deja vú de Harrod's, pero mas tranqui. Se llama Bottega Louie, y todo te va a llamar la atención. Desde que lo ves de afuera (el día que lo vi estaba llenisimo de gente cenando), hasta que entrás y es todo tan pero tan de nivel y delicado, que no sabes si estas haciendo bien en entrar, porque estas de zapatillas, en super plan turista que te identifican a mil kilómetros y transpirando importantemente. Bueno....ese fue mi caso.

El sector de barra/cafetín. Mas atrás el restaurante y al costado y casi pensado por un supermercadista, el atractivo shop en donde ves todas estas cosas a la que le saqué fotos. Y sí, te queres comer todo, te queres llevar todo y no se puede, porque todo no se puede. Entre maría antonieta y virgenes suicidas no se qué más estética sofia coppola es este lugar. No es genial ver tantos colores lindos juntos? aguante mi remera de merrie melodies. Esto fue ayer.


(jean h&m, remera uniqlo, cinturón de feria, borcegos dr. martens)











































4 COMENTARIOS

COMPARTIR

viernes, 11 de julio de 2014 la biblioteca de flora portfolio

todo muy orange is the new black.-

Llegué a San Francisco y casi automática y zonambulamente me empecé a comprar cosas naranjas. No se exactamente si fue por que: estaba viendo (de nuevo) orange is the new black, o porque en San Francisco todo es naranja. Cuestión que la excitación naranja me siguió hasta New York donde encontré esta campera en una feria y ahí me cerró todo. De nuevo y por milésima vez, me enamoré de un cacho de tela. Creo que en alguna de mis vidas pasadas debo haber sido una mujer muy pero demasiado fácil, y en esta vida soy complicada y ese ser "fácil" se me traslado a la ropa, y no a los hombres.
La amo, irradia cosas geniales.

Cambiando de tema, les quiero mostrar un lugar al que fui a comer en NY: Katz's Delicatessen. Llegar ahí fue como llegar a un paraíso bullicioso. Demasiadas cosas en apenas muy pocos segundos. Mucha gente, mucha carne, muchos cuadros y mucho todo muy rápido y bien arriba. Cuando entro a un lugar así, me gusta mirar todo antes de pedir. Como que me colgué hasta que me acordé las palabras mágicas: PASTRAMI.

Veo que el sandwich de pastrami sale 18 dólares y pienso "aia" y después pienso "a la mierda con todo, yo me re clavo este sanguchote". Voy al mostrador y como era de esperarse, pero no tanto, los que atienden son latinos. Capo copado me pregunta de dónde soy y el que esta al lado empieza "ehhhhh messiiiiii". Acto seguido pido papas fritas (la verdad no se por qué las pedí, sabía que no iba a terminarlas, pero ya que estaba, un par de dólares más no hacían nada), después de eso algo para tomar y me siento. Frente a mí una bandeja superpoblada de comida, la cual se que no voy a terminar, pero como estoy sola en este viaje, me prometo a mí misma intentar comerlo todo porque me, y nos lo merecemos (el sandwich y yo claramente). Mientras tanto me siento observada por un montón de chabones que estaban en el mostrador de los salames, que estoy segura estaban apostando a ver si podía con terrible montaña de fetas gruesas de pastrami. De nuevo, me chupa un huevo y como.

Como con tanta felicidad que contradictoriamente empiezo a sentir pena de que alguien no me pueda acompañar con semejante comida. Semejante no por el tamaño, sino por el sabor, que era absolutamente magnífico. Cada bocado era mejor que el anterior. Todos estaban disfrutando su comida. En el ambiente había risas, charlas a todo volumen y gente que seguía entrando. Es que claro, ese lugar es famoso y se lo re merece. 

A Katz's entras, pedís, comes, pagas y te vas. No pude terminar el pastrami pero me fui contenta. Y mientras caminaba, me di cuenta que ese sandwich me dejó agotada. Estaba como vagabundeando por la calle, caminaba despacio, no podía conmigo y el calor. Hasta que me di cuenta que estaba cerca del CBGB, voy a verlo y me termine de agotar. El CBGB no esta más. Ahora hay una tienda de John Varvatos de ropa re careta.  Adentro del local hay algunas paredes originales que están protegidas con un vidrio y nada más.

Todavía me acuerdo de ese sandwich de pastrami. Estaba increíble, por favor si viajan a NY, vayan a Katz´s.

(calzas nista, buzo h&m, campera de feria, gorrito sin marca, zapatillas vans)


























pedís el sandwich que querés, pero antes de armarlo, te dan a probar un poco.

lo que era.

lo que quedó.
1 COMENTARIO

COMPARTIR

martes, 8 de julio de 2014 la biblioteca de flora portfolio

la clave es revolver como si no hubiera fondo.-

La clave de toda feria es fichar y acaparar rápido. Hay veces que hay que ser muy conchuda y que te importen muy poco las otras minas que están mirando. Algo así como la especulación de quien se va a bajar del colectivo y tener su asiento, así hay que ser con la pilcha. Si viste algo que te gusta mucho, lo tenes que agarrar rápido, porque atrás viene otra buitre. Medio como que te transformas en algunas ferias.

El domingo anterior a irme fui al Williamsburg Flea Market. Es una feria bastante variada que se hace los domingos de 10 a 5 pm en la calle Kent. Es grande, lindo, con muchas cosas usadas y otras nuevas. Encontrás algún que otro artesano, chatarrerío copado hasta marcas chicas e independientes. Eso sí, es caro. Una pollera usada puede estar 50 dólares, un vestido bien sesentoso (y muy genial) unos 70 dólares o un almohadón unos 85 dólares. Caro para cuando convertís a nuestra moneda, para ellos capaz que es barato, no lo sé. No es un lugar de gangas (salvo por las cosas chiquitas como los juguetes o cositas para la casa o escritorio), pero podes encontrar algo. Es un paseo lindo para un domingo de sol. El barrio es lindo, tiene varios restaurantes cerca y otra feria muy buena que se llama Artists & Fleas. Ahí conseguí el anillo de Wayne & Garth que me lo compré porque la noche anterior justo había visto la película y porque son lo más.














peter cole













paper generation 













dibujos sobre post it



elma blint



christian rathbone


kate durkin







algo de todo lo que podes encontrar en Dan's Parents House






























cecilia













mi almuerzo: un sanguchito de smoked brisket con el bendito pickle que se lo ponen a todo & limonada.

snash jewelry

4 COMENTARIOS

COMPARTIR