lunes, 21 de abril de 2014 la biblioteca de flora portfolio

intensidad visual.-

El día que fui a la tienda Liberty en Londres me emocioné. Estaba mareada después de ver unos precios muy caros en unos pañuelos de seda, y no encontraba las escaleras para subir. Después de pasar por la sección de librería las encontré, y ahi me di cuenta que ese lugar era demasiado. Pero demasiado-demasiado. No me acuerdo cuántos pisos son, pero sin dudas el que más me gustó fue el de mercería.

Lleno de telas con estampado liberty, todo tipo de hilos de colores, botones, costureros, cosas para bordar y demases cosas que me hubiera encantado comprar, pero no (aunque es muchísimo mas accesible que Harrod's). La sensación de estar en esa super tienda londinense es que a medida que vas subiendo pisos, te vas encontrando con mejores cosas para comprar, y como me pasó a mí, me dio bronca haber ido pagando piso por piso porque me apuré y no me tome el tiempo para hacer una recorrida general y después comprar como muchas hacen. Es que la ansiedad me ganó, como me pasa siempre. Pero tengo que reconocer que ahí compré los mejores regalos que le llevé a mi familia. Así que si van a Londres, no dejen de ir. Aunque no compren nada, es un lindo lugar.

Y por qué me pongo a hablar ahora de mi visita a la tienda liberty en Londres? es que además de que me había quedado colgado el comentario, mis nuevas vans son el clásico modelo Era, pero con estampado liberty. Y son absolutamente divinas. De esas zapatillas que te enamoran y aunque te las pongas con una bolsa de consorcio un día de lluvia, igual te vas a sentir como me siento yo: emocionada. Por que finalmente pudiste usar flores (si eso es lo que querías) en alguna cosa que te pusiste.
Las flores son femeninas, dulces y delicadas. Son especiales en su forma y para mí, si no es especial, no me la puedo poner por que me canso. Necesito sentir que no me voy a aburrir y dejarlo ahí tirado al fondo del placard. Pero éstas (como si fuera una suerte de tranquilidad) son liberty. Ya tienen su reputación ganada, y yo me relajo. Y además me relajo porque las amo.

(piloto y vestido de feria, bandana vintage de la provincia, reloj casio, zapatillas vans)

(prendedor galería 5ta avenida)

Vans Era Liberty Floral Checker


Gracias a mi amiga, Mayra Yamin x las fotos.
3 COMENTARIOS

COMPARTIR

miércoles, 16 de abril de 2014 la biblioteca de flora portfolio

como que si hubiera tenido unas zapatillas turquesas la rompía (?).-

Ayer me acosté pensando en que hoy me quería poner algo turquesa y mostaza. Hoy me terminé de vestir y me acordé del pantalón turquesa y la camisita sin mangas mostaza que me compró mi mamá en unas vacaciones que vinimos a Bs.As. No me pregunten por qué una nena de entre 6 y 8 años (no me acuerdo bien) querría ponerse una "camisita sin mangas" pero bueno. Cuestión que me encantaba esa combinación de colores. Después tuve un jean mostaza y ahí se terminó el cuento hasta que hace un par de años me compré un vestido de ese color.

Cambiando de tema, quiero mostrarles el hermoso favor que me hizo mi amiga Nat (que dibuja hermoso), al pintarme el casco. El casco tenía (como podrán ver) unos dibujos en amarillo que no me emocionaban mucho, así que después de un tiempo de no encontrar stickers que me gustaran o algo para taparlos, decidí cabezonearla un poco y pintarlo encima con sharpie violeta. No se tapó muy bien (como era de esperarse) así que compré otros sharpies metalizados y le pedí por favor que me haga algo. Ese algo, es esto y es lo más. Se sigue notando, pero no importa. Ahora es más yo.


(calzas sin marca, camisa vintage de la provincia, buzo h&m, anteojos ray ban, zapatillas nike, reloj lexon)





lettering x Nat Filippini
1 COMENTARIO

COMPARTIR

miércoles, 2 de abril de 2014 la biblioteca de flora portfolio

virgen de vans.-

Siempre quise tener un sponsor de zapatillas.
Lo conseguí.
Soy feliz.
Le doy la bienvenida a Vans a mi vida.
De nuevo, soy feliz.

Para muchos tal vez no signifique nada, otros preguntaran porque corno me sponsorean si no ando en skate, ni bmx, ni soy surfer, ni nada relacionado a un deporte extremo. Pero, lo cierto es que de ahora en mas Vans me acompaña en lo que decida hacer. Y me pone contenta porque me siento motivada.

Mi relación con Vans no existía hasta hace muy poco tiempo. Jamás me compré un par de Vans, no pensaba que eran para mí. Siempre las asocié al skate y a los pibes. También sentía que ese tipo de zapatilla mas baja no me iba a quedar bien, así que no le di la oportunidad hasta que mi novio me regaló unas de ese estilo y me empezaron a conquistar. Eran tan distintas a lo que siempre estaba acostumbrada (zapatillas mas altas y grandotas) que me gustaron. Me gusta lo distinto.

Desde que iba a la primaria usaba zapatillas con el uniforme y desde siempre tuve zapatillas que amé. Me acuerdo de unas que mi mamá me compró cuando tenía 6 años. Eran unas Lotto, que me quedaron chicas muy rápido y las usaba igual. A los 9 me compraron unas Nike del estilo vector que usaba para ir al colegio y a los 12 me acuerdo que re quería las de Dennis Rodman y no hubo forma de convencer a mi vieja para que me las compre (pero me compró la camiseta). De ahí en más, todo fue zapatillas en mi vida. Salvo por la fiebre de los borcegos noventosos que usaba con el uniforme de la primaria, al igual que mis amigas. Por que usar borcegos con pollera era todo entre 3ero y 5to grado.

Para mi las zapatillas son todo. No podría imaginar mi vida y mi rutina sin zapatillas. No me entra en la cabeza las chicas que sólo usan zapatillas para ir al gimnasio y desperdician la oportunidad de sentirse eternamente jóvenes, cómodas, informales y versátiles con las zapatillas. No las entiendo!
Bueno, creo que así deben pensar de mí las minas que están todos los días montadas en tacos de cualquier altura. A ellas no les creo nada.

Para mi son mi primera elección siempre. Amo usar zapatillas con absolutamente todo. Amo mis Vans.
Gracias Juli & Gracias Vans. Nos deseo una amistad eterna.



(vestido american apparel, campera blackmamba, zapatillas vans, collar 5ta avenida, reloj lexon)
vans era neon pink checkers

se lo compré a las genia de la señora que tiene mil prendedores y cadenas a $20.
1 COMENTARIO

COMPARTIR

martes, 25 de marzo de 2014 la biblioteca de flora portfolio

La panza chata es una forrada.-

Hace unas semanas fui a comer con unas amigas a bochín club, y terminé mal de la panza. No es que terminé mal por lo que comí ahí, no quiero hacerles mala publicidad (porque estaba todo riquísimo) sino porque mezcle frito con cerveza fría y me mató. Creo que ya venía medio floja de estado general y la birra me dio vuelta. Tampoco es que tomé tanto, y tampoco me intoxiqué con comida, pero al otro día estaba con un malestar re feo que no se me pasó hasta después de mas de 1 semana, visita gastroenterólogo de por medio. Creo también que es por que pasando los 30, el cuerpo ya te empieza a pasar factura de todo. O sea, que estoy empezando y me tengo que cuidar mas.

Por eso, medio que estoy a dieta hace unos cuantos días, y después de estar así, me di cuenta que la panza es el punto débil del cuerpo femenino. A raíz de esto, me estuve fijando en mi panza y sentía que como no me había cuidado, estaba hinchada, pesada, etc. Razones evidentes por mis acciones, y ahí fue cuando mirando otras panzas femeninas, me di cuenta que la panza es una de las primeras cosas que las mujeres dejamos estar y se empieza a ver. Sí, capaz antes es el pelo, las uñas o el maquillaje, pero si pensamos en que cuando una mujer deja de cuidarse, de hacer ejercicio, y a no cuidarse con las comidas, la panza le crece.

Convengamos también que a los hombres también le pasa y es algo inevitable. También hay otras razones en el medio, como el no poder. Pero en esto que trato de decir, es que ya todo pasa a segundo plano y ya no te importan muchas cosas, y ahí aparece la panza. Esa panza que además de incomodar, me habla de vos y me dice que ya todo te importa un carajo porque salís a la calle con un pantalón ajustado y una musculosa que marca todo.

No estoy hablando de las minas que tienen panza y se aceptan tal cual son, ni las que tienen problemas de salud y tienen panza, ni de las que son felices con panza. Hablo de las que ya se rindieron y no hacen nada para sacarsela de encima, que conozco varias. Las que se dejan estar porque creen que tienen todo asegurado, y no es así, creo que en ese caso no se dan cuenta que podrían sentirse mejor. Pero no de cuerpo, de ánimo. No se si para todas es igual, pero a mi la panza me pone incómoda. Me siento inflada, que no se como vestirme porque no quiero que me aprete y todo me molesta. Me pone de mal humor por 5 minutos mientras me visto. Es levantarme, tomar un yogur y ver como se me infla y me da bronca. Me da bronca porque no la entiendo. Y yo no soy de esas que van al gimnasio y se matan para tener la panza chata. Eso no existe en mi universo de comidas ricas que siempre quiero comer. La panza chata creo que ni siquiera a los 12 años la tenía porque siempre fui grandota y tengo que bancar este cuerpo. Y no me da para tenerla chata. Así que solo trato de tener una panza coherente con el resto de mi cuerpo, pero más me importa cuidarla por dentro.

Dicho eso, y cambiando de tema les quiero mostrar el canasto que me mande a hacer para que Teo viaje más cómodo cuando lo llevo en la bici. Me lo hizo Bernard de Barnyard Bikes, y es lo mejor del mundo. Está super bien hecho y Teo va re cómodo. Ni hablar de que tengo mucho mas espacio para llevar lo que sea cuando no lo llevo a él, así que estaría en condiciones de deliverear lo que sea. También estaba dentro de lo que pensaba invertir, y me asegure que me dure muchos años. También hace bicis, así que si están en busca de un canasto y/o porta paquetes o bici, ahí les dejo el link.

Amo esta remera, fue amor a primera vista.


(remera comprada en el Tate Museum, ciclista sin marca, medias complot, borcegos dr. martens, saquito zara)





podría ir así...

pero va así.
5 COMENTARIOS

COMPARTIR

jueves, 27 de febrero de 2014 la biblioteca de flora portfolio

mi relación con mi nombre.-

Que relación extraña hay entre una madre embarazada y su hijo/a no nacido/a todavía para que intuya el nombre que le va a poner. Como que el nombre viene volando por el universo y se le cae dentro del cerebro antes o después de que salga. Es un misterio.

Por si alguno no sabe, mi nombre es Florencia, pero me dicen flora. Creo que la seriedad que siento en mi nombre es porque además de que lo acabo de escribir la F en mayúscula, tiene la mayoría de las vocales y por lo tanto (para mí) suena más fuerte, es porque cada vez que alguien se enoja conmigo me dice por mi nombre completo. Y eso no me gusta. No me gusta relacionar mi nombre a cosas negativas.  Esta asociación  nació y es bastante obvio, cada vez que mi mamá se enojaba conmigo cuando me mandaba una cagada, y ocasionalmente cuando me peleo con alguien. Escuchar el grito de lejos: "FLORENCIA VENI PARA ACAAAAAA" o "FLORENCIA QUE HICISTE??" me llenaba de escalofríos, me encogía los hombros y me cagaba en las patas. Quiero aclararles que eso de chica me pasaba mucho porque me gustaba mandarme bastantes cagadas. Y por cagada quiero decir, a pintarle las camisas de seda a mi mama con esmalte de uñas, a darle vuelta la casa, volcarle el whisky a mi viejo en las plantas, romperle algo, etc. O bueno, una cagadita más de adolescente, de esas típicas.

Y hoy, que ya tengo 30 años, no hay nada que me rompa más las pelotas que alguien me llame por mi nombre. Y eso que mi nombre me encanta, y por eso me molesta asociarlo a negatividades. Pero en parte, es porque yo siempre lo asocie puntualmente a lo que les acabo de contar o porque aparece en situaciones negativas.

Hay 3 salvedades en las que no me molesta: alguien que no me conoce o alguien que me conoce y me trata con respeto o alguien que no se anima a llamarme por mi apodo. Ahí se las perdono. Pero como siempre viene acompañado de mala onda, de un reproche o de una cagada, mi manera de defenderme (ahora) es contestar con la misma mierda con la que yo siento que estas pronunciando mi nombre. Que me digan Florencia me pone en guardia, porque se que se viene algo malo. Es serio. Y mi nombre no se merece eso.
En cambio, mi apodo está mas relacionado a cosas lindas, mas positivas, a otras personas, a personas nuevas. Y me tambalea en la cabeza el por qué tienen que ser tan distintas una de la otra, si al final soy la misma persona. O capaz no. Chan.

No se, es normal igual no? me lo imagino en casos de nombres compuestos o de nombres muy largos que si tienen posibilidades de apodo, no se. Capaz yo soy la traumada.

(Encontré el vestido celeste que quería hace días).


(vestido praliné, medias top shop, zapatillas nike)
8 COMENTARIOS

COMPARTIR

lunes, 10 de febrero de 2014 la biblioteca de flora portfolio

la palabra ginecóloga te da escalofríos? bueno bancatela.-

Creo que es la primera vez en años que actualizo sólo 2 veces en 1 mes. Entre mucho trabajo y cortes de luz, enero fue el mes mas movidamente inesperado de todos los eneros de la vida. Lo cual lo hace el mejor enero de todos los eneros de la vida.

Y en enero, como es normal que tenga tiempo y me haga muchas preguntas, antes de que llegue el huracán del trabajo se me vino una pregunta a la cabeza que solamente pensé que alguien me podía responder y hasta que no la vi, no pude tener respuesta. Esa persona era mi ginecóloga y la pregunta, que a los hombres no les interesa en lo más mínimo y para cada mujer es distinto es: Qué vida útil y/o fecha de vencimiento tienen las bombachas? Y yo no se si es apropiado o asqueroso hablar de esto, pero acá hablo sobre lo que yo quiero. 
Es una pregunta medio parecida a la de "cada cuanto lavas un jean?". Sólo que el foco no esta puesto en el lavado, sino sería un asco.

Y yo pensé que tenía una respuesta o que la respuesta iba a ser una ciencia con una cantidad de tiempo determinado. Y no, para mi "desilusión" no tiene fecha de vencimiento. La respuesta de mi ginecóloga fue "cuando veas que ya esta vieja, que se venció el elástico, tirala" y a mí no hay nada que me cebe mas que mis bombachas viejas. Sobretodo porque son las comodines, de esas chicas que el elástico no te corta el flotador al medio. Igual, decir "bombacha vieja" es una imagen triste. Y es una contradicción porque lo dije pero se me viene la imagen a la cabeza. Pero bueno, sin imágenes no podemos vivir.

El punto es que la relación de la mina con su bombacha es tan básica, especial o ciclótimica como una mina puede ser, tienen tanta vida que deben hablar entre ellas en el cajón de las bombachas. Deben hablar de vos y de como preferís a tal o cual para coger (porque la bombacha para coger es todo) o para cuando te viene o para cuando sólo queres estar en bombacha. Que es todo un acontecimiento. Debe ser el equivalente a estar en cuero para los pibes. No sé, diganme uds varones.

Pero bueno, después de esa respuesta me quedé pensando en mis bombachas y me di cuenta que las únicas que tiro son las de algodón, que son -en parte- las mas baratas para comprar, y las regulables son las que mas tardan en volar porque no pienso pagar $100 por una tanga de encaje con tiras regulables. Las bombachas se pusieron tan caras que no te dan ganas de comprar. Y si pensas que es apenas un pedacito de tela, menos ganas. Así que hay que ponerse la "sustentabilidad" en la cabeza, pensar que estamos en la era de los faraones y los griegos que tenían lino y chau. A lavar.

La línea entre "todavía usable" y "ya da pena" es tan finita que hay que darse cuenta a tiempo para que no sea esa remera o esa calza que cuando alguien te la ve puesta piensa que debería pasar a mejor vida. Y para que la energía no se quede tan pegada y se la lleve otra persona que encuentre la bombacha (si, ya se, es un asco pero puede pasar. Una vez fui a una feria y había una montaña de bombachas viejas), cortala con tijera. Como si fuera un papelito que en las películas tienen que unir para ver un teléfono. La intención es que le de paja volverla a armar. 

En conclusión, la fecha de vencimiento depende de vos y lo que pasa con tu bombacha, queda entre ella y vos. 



(short praliné, remera zara, cinturón de feria, zapatillas nike, bandana dts, reloj lexon)
11 COMENTARIOS

COMPARTIR

viernes, 10 de enero de 2014 la biblioteca de flora portfolio

enero y los vestidos-

Si los meses del año fueran ropa, enero sería vestido. No hay nada más cómodo para los días de calor y de muerte imaginaria al momento de vestirse, que un vestido. Me pasa que no puedo usar mucho vestidos estampados o con detalles que son muy de temporada, por que pienso que me voy a aburrir o porque no quiero arruinar un vestido lindo, con algo muy marcado o relacionado a una moda muy pasajera. Peeeeeeero, cuando se lo veo puesto a otras chicas, me da bronca ser tan pelotuda en ese sentido. O sea, es re lindo el vestido, por qué no te lo pones? más allá de que no quiero gastar plata en algo que no voy a usar mucho tiempo, podría. Pero no. Prefiero quedarme con el básico atemporal a que con el vestido con detalles flúo que me compré y sólo usé 2 veces.

Este vestido capaz es un poco el inicio de mis propias ganas de dejar de reprimirme a la hora de los estampados, pero de nuevo. Hace unos días ví un vestido que me gustaba mucho el modelo y la caída de la pollera, pero tenía flamencos. Así que le dije que no. Y capaz que si me lo compraba me lo re ponía, pero no. Una sabe cuando lo va a gastar, lo va a cuidar, lo va a atesorar o lo va a dejar en el fondo ahí, para no usarlo casi nunca. También es depende no? si sos de estampa o color pleno. Yo soy pleno, a pleno. Sin embargo, (y esta es una palabra que casi nunca uso) cuando vi este vestido en Londres, en la feria de notting hill, acompañada de mi amiga Gaba, y después de ver que salía 10 libras, se me iluminó el cerebro sector vestidos, y pensé "aia y si me lo compro?" y me lo compré. Lo choto es que tardé meses en mandarlo a cortar porque me quedaba pasando las rodillas y cuando lo hice, me lo cortaron demasiado, y mal. Así que tuve que mandar a agregarle un pedacito para no andar con el culo al aire. Parte de lo que me ahorré de compra de vestido lo gasté en arreglo. Y bue, todo no se puede.

Y como una adicta que cae de nuevo, y después de decir todo esto y de tener ganas, a veces, de tener vestidos distintos, mientras me vestía pensé en que me gustaría tener un vestido celeste. Pleno. Voy re bien.



(vestido sin marca, medias zara, zapatillas airwalk, cinturón de mi mamá)
5 COMENTARIOS

COMPARTIR