BUSCAR
ARCHIVO
LINKS

lunes, 26 de septiembre de 2011 flora va de viaje portfolio

dame todos los alfajorcitos de maizena que tengas.-


Hay días en los que me dan ganas de merendar cantidades gigantes de dulce de leche o facturas o giladas que no son para nada sanas ni ayudan a mantener el peso. Mi relación con el azúcar y sus derivados empezó cuando yo era muy chica. Alrededor de los 4 o 5 años cuando nadie me veía, iba a la cocina, me mojaba el dedo índice derecho y lo hundía en el potecito de azúcar. Sí, así una y otra vez hasta que calculo que me empalagaba o alguien me descubría. Después de eso, en 2do grado mi viejo me iba a buscar para ir al colegio y siempre me traía una bolsa de golosinas. Mi abuela, durante toda mi primaria y secundaria me daba 3 caramelos y $1. 
Entonces...pueden ver cómo el dulce se instaló en mi vida. Para intentar quitar esta costumbre, un día mi madre no tiene mejor idea que retarme porque usaba mucho azúcar y me preparó una taza mediana (tirando a chica) de café con leche y le puso 10 (DIEZ) cucharas de azúcar. Me lo tomé. Y cuando llegué al fondo de la taza, todavía había azúcar que no se había derretido. Creo que después de eso, le puse mucho menos azúcar a las cosas y dejé de hacer lo del dedo. Lo repetí hace unos años, y entiendo totalmente porque lo hacía.

No sólo era eso, sino que como todos los extremos que conviven en mí, también estaba fanatizada con la sal. Al punto que mi vieja me llevó al medico para "ver si no me faltaba algo" y para saber el porqué de mi enamoramiento con la sal. Nunca supo porqué. Osea....todo esto porque yo me comía la sal gruesa que quedaba después de que ella cocinaba pollo al horno sobre un colchón gigante de sal gruesa. A mi me encantaba, parecían diamantes chiquitos, y claro...lo hacía a escondidas.
Pero bueno....los años que le siguieron me insistieron para que no use tanta sal, y si bien me moderé un poco, yo me pregunto: porque yo habría de moderarme si durante toda mi vida que comí con ellos, a lo que es azúcar y sal, lo usaban en abundancia? La manera de salar las papas fritas que tiene mi abuelo, disculpen...pero no la cambio por nada en el mundo.
De todas formas....es como que tengo días, de salado o dulce, y el resto de los días, lo normal. Hoy es dulce, y como me acabo de clavar 2 tostadas con dulce de leche, no voy a ir a spinning porque no tengo ganas y ya se me hizo tarde para mi clase de las 7. 


(calzas ceilonia, camiseta platea, remera fantasy seven, zapas nike, bandana de mi novio, collares flora)
*gracias Nat!
3 COMENTARIO S

COMPARTIR

  • anita , 18:43

    coincido 100 %. Amo los dulces y me hacen tan mal, no solo porque me engordan sino que también me operaron hace poco de vesícula, buuuuuuu no es justo :(
    me encanta como escribís, parece que hablaras...(no se como se dice, coloquial?)
    Saludos! Larga vida a los dulces, especialmente al dulce de leche, regalo de los dioses
    Anita

  • Debbie No Está ® , 20:09

    Me encanto tu seguidilla de calzas, estan todas geniales. Este último post francamente me dio hambre.

    Saludos!

  • sky , 19:57

    maigad, AMO esa remera xD japon (L)