BUSCAR
ARCHIVO
LINKS

miércoles, 24 de junio de 2015 flora va de viaje portfolio

siempre tendremos av. santa fe.-


Con los años uno también va cambiando sus hábitos de compra. De lo que sea. Voy al Día y me pongo contenta si le gano a la inflación y engancho el 3 x 2 de servilletas de papel. O en épocas estudiantiles, cuando los viernes o sábados, reventaba av. santa fe en busca de eso (dentro de todo barato)  que me iba a poner el fin de semana para ir a bailar, al igual que toda la millonada de minitas. Después empecé a ahondar más en las ferias, después mechando con un poco más de marca (independiente también), hasta que llegamos a la independencia económica de "me gasto lo que quiero, cuando quiero, donde quiero y como quiero" que también se traduce a "me importa un pito lo que pienses sobre cómo compro". 

Además de eso, y gracias a OnTheCorner, pude conocer muchas marcas independientes y diseñadores con showrooms propios que fueron la pegada del siglo, y al leit motiv mío para ser aplicado a varias cosas de que prefiero darle mi plata a un productor chico, con un producto original, antes que a una marca masiva. Eso, y la bendición de las 12 cuotas sin interés en indumentaria, son la salvación para las ganas y/o necesidades de comprarse ropa. 

Por eso, y desde hace un tiempo estoy aplicando la "compra anual" de vez en cuando, sobre todo en Pesqueira y el último caso, en Vanesa Krongold. Vas, elegís todo lo que te gusta, te probás, te quedó bien? listo, llevalo. No hay que pensarlo demasiado, por que si lo pensas demasiado, perdiste. Esto se hace así, sin culpas. De vez en cuando esta bueno darse gustos, y repito: vestirse es un acto divertido, y cada uno debería sentirse especial cada vez que se viste, porque es tu forma de vestir. Sin importar lo que digan los demás, la libertad se contagia también a través de la ropa. Lo mismo una sonrisa y lo mismo la buena energía que viaja a través de nosotros cuando nos sentimos bien con nosotros, ya sea porque encontró la felicidad en la vida o por que está estrenando su chaleco de paño.

Obvio que no somos ricky ricón, pero si te pones a dividir y tu compra te da entre $250 y $400 por mes, por qué no llevarlo? es lo mismo que te podrías gastar una noche de salida, sólo que acá seguís vestido.


(chaleco Vanesa Krongold, calzas Fantasy Seven, camisa de mi mamá, gorro Waliki, zapas Vans)


(sweater Saralegui)
0 COMENTARIO S

COMPARTIR