BUSCAR
ARCHIVO
LINKS

domingo, 26 de julio de 2015 flora va de viaje portfolio

ese momento en el que sentís que ya nada va a ser igual.-


Últimamente cuando me preguntan como estoy, siempre digo que bien. Y después me quedo sin saber que decir. No se que más decir porque la verdad no se cómo me siento.
Siento que actúo por inercia y los días me pasan. Hago lo mismo de siempre, pero en privado me siento lenta, triste, sin saber para que lado arrancar. Estoy porque tengo vida, pero por dentro me siento inerte. La verdad es que no me dan ganas de decirles como estoy a los que me preguntan. Prefiero encerrarme, escucharte como estas vos y que la conversación siga porque a mi no me da el cuero para hablarte de mí.

Hace más de 2 meses se fue al cielo de los perros, mi perro, mi amor por elección, Teo. Ya se que estoy grande para decir lo que dije, pero decirlo de otra forma es más frío y triste para mí. Desde entonces experimenté toda clase de sentimientos y situaciones. Desear que no, intuirlo, tener fe en que se salvaba, tristeza por verlo caído, incertidumbre por no saber que pasaba, miedo. Amor, apoyo, alivio, miedo de nuevo. Miedo todo el tiempo. Llorar, conectarnos con la mirada. Tener confianza en su neurólogo. Llorar mil veces. Perder las ganas. Sentir un poco de optimismo. Miedo de nuevo, para definitivamente perder las ganas de absolutamente todo.

Desde que pasó, me llené de actividades para no estar sola en mi casa extrañandolo más. Lo que yo no me imaginaba era que se me iba a acumular una bola de angustia en el pecho y que un día iba a necesitar explotar aunque nadie, o pocos puedan entenderlo. Claramente no me sirvió llenarme de actividades porque no se puede evadir o tapar lo que uno siente. Uno debería transitar la tristeza como cada uno puede afrontarlo. Por eso escribo.

Cuando uno elige un perro para su vida, no piensa en el "algún día se me va a morir", no. Pesa más el sentimiento de amor y alegría, que ese pensamiento triste. Pero cuando pasa, y cuando me pasó, no supe que hacer. Todo lo que había hecho y dedicado en 14 años se me fue. Los últimos 3 años fueron dedicarlos a él y a hacer todo lo posible para que viva bien, con altibajos importantes, pero siempre saliendo adelante. Y de repente, un día, todo eso se terminó. Ese esfuerzo, todo ese tiempo, esa energía, esa angustia y esperanza, se van con él. Y en una gran parte, yo también me fui con el.

El sentimiento de aniquilación del corazón no se me va con nada, por que cada vez que lo pienso lloro. Abro la puerta de mi casa y no lo veo. Ya no lo veo al lado de mi cama mientras duerme. Ya no lo puedo pasear en el canasto. Ya no dormimos siestas juntos. Es un mundo entero de "ya no" y eso es más triste que todo lo triste que experimente en mi vida hasta ahora. Al mismo tiempo, ese vacío que se abre, cuando todo lo que hacía era ocuparme de él, me deja con una sensación aún más grande de vacío. No se en qué ocupar ese tiempo, porque me gustaba usarlo en el.

Esa noche no me podía dormir porque sentía miedo. Todas las noches de todas las veces que el estuvo internado me acostaba asustada, en alerta por cualquier cosa. Y ese día, cuando finalmente logro dormirme, me llamaron a las 4 am para decirme que había fallecido. Me levante sobresaltada, corriendo hasta el living, agarré el teléfono y desde ese momento no me acuerdo lo que le dije a la chica que me lo dijo, solo me acuerdo que exploté en llanto y lloré como nunca había llorado abrazada a mi novio. En ese exacto momento, sentí cómo se me derrumbaba todo. Soledad instantánea y un pisoteo al corazón que me liquidó. Me mató.

Mi culpa y preocupación era haberlo dejado solo, sin nadie que lo acaricie o le de un beso de adiós. Yo quería estar ahí para él. Como siempre estuve. Nuestras mascotas son sabias, están alineadas y conectadas a sus dueños. Esa madrugada que el eligió irse, me ahorró a mí, tener que hacer algo que ni yo ni su neurólogo queríamos hacer 6 horas después. A la mañana siguiente lo fui a ver, lo abracé y le pedí perdón por no haber estado ahí para el. 10 días después me llegaron sus cenizas, y cuando sentí el peso de esa cajita, me volví a derrumbar.

Los días después fueron y son más difíciles. Pocos son los que pueden conectarse con este sentimiento, muchos son los que dicen entenderlo. Yo siempre pensé que el día en que Teo se fuera, no iba a saber que hacer, y tenía razón.

Le puse Teo sin saber que significaba Dios y cuando me enteré, después de muchos años entendí por qué lo había hecho. El es todo para mí.
Este bordado me lo regalaron dos amigas que sabían que iba a significar todo para mí. Por eso cada vez que me despierto lo veo, me siento un poco más cerca de el y agradezco haberlo tenido en mi vida y haber sido parte de la de el. Tener a Teo fue lo mejor que me pasó.


Teo por Club de Bordado


10 COMENTARIO S

COMPARTIR

  • Ruth Rodrigues , 9:40

    Uau, enserio que me conmovió este texto. Para mi es raro que las personas se conecten TANTO con sus mascotas, al punto de sentirse así como vos lo describís. Gracias por animarte a contarlo, pues haces que personas como yo puedan ser más comprensivas y/o sensibles con respecto a este tipo de relación que puede ser tan significativa como la de los humanos entre ellos.
    Espero que te mejores pronto. :)

  • Mumiii , 10:14

    La ultima vez que llore con el alma partida fue cuando tuvimos que sacrificar a mi perra, fue un dia entero de estar con ella mimandola, diciendole todo lo que la queria y despidiendome.
    Es durisimo, pero todo el amor que dan en sus cortas vidas, lo hacen valer. Creo que todos los que amamos asi a nuestras mascotas volveriamos a elegir cada dia con ellas, aun despues de sufrir tanto su partida.
    Un abrazo enorme, espero que pronto esta pena y angustia lleguen a convertirse en una sonrisa al recordarlo, cuesta pero llega, hay que transitar la tristeza nomas...

  • Rocio Celeste , 10:51

    que decir que te haga sentir mejor? Nada puede hacerte sentir mejor, solo vos y solo las personas que amamos a los perros y son parte de la familia pueden entender tu dolor. A mi se me desgarra el corazón de solo pensar el día que no estén mis dos bebes! Ellos son todo, parte de nuestro mundo...

  • Milvidas casa , 10:57

    Hola Flora, es horrible cuando pasa esto, me pasó con mi perro anterior que estuvo con nosotros 10 años, y se murió justo cuando internaron a mi papá, y me sentí mal porque estaba enfermo y yo estaba en la guardia con mi viejo, y en ese momento se murió, tenía diabetes y nunca pude estabilizarlo con las inyecciones que le tenía que dar,nunca me olvidé de él, es injusto el poco tiempo que viven, te mando un beso grandote.

  • Nati Rayo , 12:21

    Te quiero amiga mia. Me gustó leerte en el dolor tanto como cuando nos reimos juntas. Compartir este sentimiento UNICO e iirreprtible por Teo, nos acerca mas a el. Siempre las almas de los dos estarán conectadas en todas las vidas y aunque la ausrncia física pese..el amor es mas grande. Ya lo dije y te lo vuelvo a decir: Gracias por compartirlo. Abrazo.

  • nina , 12:34

    Me hiciste llorar, me pasó y te digo, es feo, ya lo vas a recordar, y no vas a ponerte triste, vas a poder contarle a tus amigos las travesuras y te vas a reír
    Te digo, no te quedes sola, adopta otro, no va a ser el mismo, va a tener otra personalidad, va a hacer otras travesuras, pero la conexión va a ser la misma, xq es la conexión q tenemos los que queremos a los animales y lo vemos a sentir con todos los que adoptemos
    Un abrazo

  • Kalab Kalash , 13:33

    Tuve dos mascotas propias en mi vida, una fue Lola, a quien tuve que regalar ya que yo era muy chica y no le daba el cuidado que realmente necesitaba... Me pasaba el día entero en el colegio y en mi casa casi nunca había nadie, es por eso que decidimos regalarla... Después vino Tino, un Yorkshire... Lo trajeron a mi casa de sorpresa. Lo encontraron en la calle, por Monte Grande. Me acuerdo que lo trajeron en una cajita y el venía acompañado por muchas pulgas y 38 garrapatas... Imaginate como estaba pobrecito... Pude tenerlo conmigo 1 año y medio. Solo eso me bastó para saber que era mi compañero de vida... Un día me levante muy temprano, para ir a la facultad, tipo 6 para bañarme, desayuné, lo acaricié mientras dormía en el sillón, me quedé un rato con él, lo saludé y me fui. Normalmente no solía hacer esas cosas ya que siempre salía a las corridas... Ese día tenía parcial. Salí y me llamaron por celular para contarme lo que había pasado. Un perro lo atacó y lo mató al instante. Me puse a llorar en el bondi de tal manera que me terminaron dando el asiento y lloré... lloré y seguí llorando dos días enteros, sin parar. Fui a mi casa a llorar, a lo de mi mamá a llorar, a lo de mi novio a llorar... no podía parar. Hasta que un amigo me preguntó si podía venir a visitarme a mi casa, le dije que no tenía muchas ganas, pero vivíamos en el mismo edificio, así que me insistió y termine aceptando. Me trajo un cuadrito con un mandala y el simbolo del Om. Todo para intentar reanimarme, el está en eso de la meditación... y me dijo unas hermosas palabras que lograron tranquilizarme y poder intentar seguir adelante... Tenes que saber que hiciste todo lo que pudiste para que Teo sea feliz, para cuidarlo y darle el cariño que nadie más en este mundo le podría haber dado, el se fue sabiendo que vos fuiste su ama, su protectora y quién se encargó de él todo este tiempo. Tenes que intentar recordar exactamente los buenos momentos que viviste con el, todas las sonrisas que te sacó, todas las tardes y días que te pasaste jugando a su lado, para entender que si, realmente fuiste lo mejor que le pasó en su vida. La herida tarda en cerrar y cuando me refiero a cerrar, es a poder seguir adelante... Como todas las heridas dejan una marca en la piel, en este caso en el corazón ♥ Por suerte, el amor que tuviste por él, nunca lo vas a olvidar y vas a poder mirar el pasado con una sonrisa recordando los hermosos momentos que pasaron juntos...
    Flora, sinceramente es un tremendo momento el que estas viviendo, pero espero que pronto puedas lograr salir adelante... Te mando un beso enorme y un fuerte abrazo!

    Saludos!
    PD: Hoy día tengo el cuadrito pegado en la pared de mi habitación y sobre mi cama una foto que estoy con Tino, que cada vez que la veo puedo recordarlo tomando sol en la cama de mi padre, que cuando él se iba... Aprovechaba para usar la cama entera para tomar sol!

  • Lessie , 21:05

    Me hiciste llorar mucho con este post, las mascotas son nuestros hijos, hermanos,amigos todo en uno. Lamento mucho esto y te mando mucha fuerza porque se lo horrible que es y no se lo deseo ni al peor de los enemigos.
    Hay que agradecer que tuviste hermosos catorce años y que el seguramente tambien se fue pensando que fuiste lo mejor que le pasó.

    lessie

  • naranjo en flor , 4:31

    Yo perdi a mi perrita hace menos de un mes y fue lo peor q me pasó en la vida. La extraño todos los dias. Puede sonar estupido, pero yo siento que en algún lugar nos vamos a volver a encontrar, ella me está esperando...Fuerza y saludos.

  • Sil Valiente , 7:55

    Flora... recién hoy, después de semanas de no entrar en tu blog, leo este post. Yo soy la que una vez te consultó por mail dónde le cortabas el pelo a Teo, porque lo veía hermoso en las fotos. También tengo una caniche que en este momento está acostada a mi lado y no puedo parar de llorar con tu texto. Espero que con los días todo mejore, no me imagino la tristeza que debes sentir... Ánimo. Saludos