BUSCAR
ARCHIVO
LINKS

martes, 15 de diciembre de 2015 flora va de viaje portfolio

sacá las bolsas de basura de tu vida.-

Vieron cuando de vez en cuando se les da por hacer limpieza de sus espacios, placard, o tu casa en general y tirar todo lo que ya no usas y no queres? bueno. Así de igual hay que hacer con las personas que ya no nos sirven en la vida y nos hacen mal.

Uno se empieza a familiarizar con esa acción y la acepta cuando deja de sentirse culpable por eso. No hay nada de culpa en esa acción. La culpa la tendríamos si siguiéramos soportando a una persona en nuestra vida que nos tira para abajo, nos hace mal, nos maltrata o nos chupa la energía. Uno tiene que reconocer cuando ya no la pasa bien con alguien y empezar a decir que no. No hay nada peor que querer decir que no y no hacerlo por temor a algo. A algo? a que? que se yo, pero pasa. Cuando uno acepta el poder de decir que no, escuchando su instinto, entonces ahí es cuando todo camino empieza a liberarse.

De repente, al otro día es un alivio que no te llame esa amiga que siempre te llamaba para contarte sus problemas y eran todos los mismos y no aguantabas más escucharlos porque lo único que sale de su boca son críticas y odio. De repente te sentís mejor de no tener la presión de ver a alguien que ya hace rato no querías ver, y de repente te empezás a sentir tranquilo de que ya no tenes que trabajar con la persona con la que te estaba costando trabajar.

Y de repente, te encontrás con que vas sacando las bolsas de basura de tu vida. Y las tirás. Las tirás bien pero bien lejos. Para que no vuelvan.

Reconocer lo que uno quiere y no quiere es hacerse cargo de lo que uno es y quiere ser. Los que ya no sirven en tu vida, que se vayan.

Desde hace poco más de 1 año que me estaba sintiendo rara con mi trabajo. Sentía que le estaba poniendo más esfuerzo del trabajo real que había, me esforzaba por mantener un ritmo y una estructura por que "tengo que hacerlo por que es mi empresa", sentía que le ponía mucha energía a algo que no sabía si era mi negocio. Oficina recién alquilada, las cosas se empezaron a complicar con mi socio, al punto que la relación se murió por completo, se tornó algo insostenible. Dejamos de ser amigos para pasar a ser sólo socios, y de ser sólo socios, pasamos a ser un matrimonio que se divorcia. Con todo lo que eso implica.

Ahora, después de ver todo lo que pasó y más importante, todo lo que sentí y viví, siento que estuve dejando que muchas cosas pasen, cosas que no están bien, que de cierta forma yo quería dejar de lado y enfocarme en la empresa. Cosas de mierda. Cosas que no eran responsabilidad mía, pero repercutían en todo. De nuevo, la presión de mantener la estructura, seguir con el ritmo. Pero al mismo tiempo, había una gran parte de no saber cómo manejar tantos sentimientos que hoy me doy cuenta estuvieron enjaulados mucho tiempo. Muchos no y mucha no valoración, de repente me encontré con que eso que yo había construido con alguien se estaba cayendo a pedazos. Y durante mucho tiempo pensé, esto no se va a terminar nunca porque es algo serio, y yo quiero hacer esto. Como cuando uno esta enamorado y piensa que va a durar toda la vida e idolatra a su pareja. Bueno así. Y todos sabemos que pasa con todo ese amor que alguna vez hubo. Sabemos adonde va y no es bueno.

Lo importante acá es que entendí que el cambio muchas veces es necesario. Que no todo se mantiene en el tiempo, y que las personas cambian (aunque eso ya lo sabemos). Esta bien romper esa burbuja de idealización para darte cuenta que esto que esta pasando en este preciso momento es lo que tiene que pasar.

Tuve un año de mierda. No esperaba que me pase todo lo que me pasó. No esperaba llorar tanto, ni encontrarme con tantos obstáculos que yo sola tenía que superar. Tuve y tengo mucho trabajo emocional encima. Mucha presión. Duelos largos y dolorosos. Apertura de ojos. Pero ahora que todo se terminó, me siento como hace tiempo no me sentía: libre.
Libre de lo que no quiero más en mi vida, de lo que no quiero contar más y con todo un espacio nuevo dentro mío para llenarlo de lo que quiero. No siento miedo ni incertidumbre porque se que todo lo malo se fue y solo van a venir cosas positivas.

Durante 8 años creé y trabajé en OnTheCorner y Crudo. Estoy orgullosa de todo lo que logré, y en cierto punto no podría haberlo hecho sin la ayuda de con quien lo inicié. Todos necesitamos a alguien en algún momento, pero a veces hay que darse cuenta que los ciclos se cumplen y es mejor estar solo. Y yo sola estoy bien. Estoy muy bien.




(Vans Authentic Decon Premium Leather)








Gracias Nati Rayo por el glitter & Nat Filippini por las fotos.

3 COMENTARIO S

COMPARTIR

  • Ronan Nuñez , 15:28

    Que venga todo lo bueno,
    sonreí y que tengas lindos días
    soñá y que tengas buenas noches.

  • Mumiii , 5:37

    Tan cierto todo lo que decis...
    Es impresionante como despues del shock inicial y del duelo que uno hace, te das cuenta de cuanto mejor estas asi y lo toxica que podia ser esa relacion sin que te hubieras percatado.
    Estos cambios son siempre para mejor, quizas es bueno que toda la mierda se haya concentrado en un año, para arrancar un 2016 con mas energia.

    Mientras tanto pienso...lo que habra costado sacar todo ese glitter del pelo!!!

  • En Viaje , 10:36

    Excelente que hayas podido darte cuenta a tiempo de eso y tener el valor para hacer el cambio. A por nuevas experiencias y exitos en todo!!!
    Saludos
    Ana