BUSCAR
ARCHIVO
LINKS

viernes, 7 de octubre de 2016 flora va de viaje portfolio

#planeasinfin.-

Siempre fui muy complicada para elegir anteojos, en parte porque tengo que probarme muchos para que me guste uno, y en otra parte porque soy re indecisa cuando no me enamoro a primera vista. Cuando tenía 6 años usaba anteojos de lectura, no recuerdo muy bien por qué, pero me duraron muy poco. Después no usé nunca más, y cuando me hice adolescente, -obviamente- empecé a darle bola a los de sol.
Anduve rondando por algún anteojo sin significado sentimental para mí, hasta que en mi etapa de adultez, viajando vi unos Ray Ban que me volvieron loco el cerebro, y me los compré por internet. Los amé desde el inicio al fin. Nadie los tenía, eran míos, eran yo al 100%, hasta que les llegó el fin y los perdí el año pasado en un casamiento. Y como todo lo que perdí el año pasado, lo tomé como lo que fue: el fin de un ciclo. Feliz de "todo" lo que había hecho por mí ese anteojo, decidí relajarme con el asunto de la perdida, y pensar que ahora estaba en manos de quien los iba a disfrutar tanto como yo. Y sí, me fijé en mercado libre, y no estaban.

Después de eso, le vinieron unos Vulk que me prestó mi novio, que hicieron bien su tarea de sacarme del paso. Yo sabía que iban a volar en algún momento porque siempre supe que quería algo más si bien eran lindos. También cumplieron su ciclo porque a partir de ahora, ese espacio lo ocupa Absurda.

Conocí la marca gracias a una amiga que me los pasó después de que le rompiera las bolas con que no encontraba anteojos de lectura, que me tenía que comprar por tener el ojo cansado. Entonces, mandé un inbox preguntado dónde conseguirlos, me contestaron y ahí nació nuestro romance de ojos.  Fui a las oficinas y me sorprendí de la cantidad enorme de lentes que tienen, hay para todos los gustos. Yo me elegí estos dos, no puedo salir de las formas cuadradas...

Los estuches también están geniales y todos los anteojos tienen detalles, los Nazca por ejemplo tienen la patilla flex o como se llame, cosa que cuando te los sacas, siguen el movimiento que haces, y no se rompen, ni son duras ni nada de eso (pueden verlo en este videito). El Tuyuca por ejemplo, es un modelo que le queda bien a cualquier forma de rostro, y el cristal en la tonalidad que ven, hace que se vea todo rosa. Si, todo rosa.

Si están en la búsqueda de anteojos, vean acá que seguro encuentran uno de amor a primera vista.

(modelo Tuyuca)



(modelo Nazca)


0 COMENTARIO S

COMPARTIR