BUSCAR
ARCHIVO
LINKS

miércoles, 28 de marzo de 2018 flora va de viaje portfolio

por qué compartimos la noticia en nuestras redes cuando alguien se muere.-

El 30 de mayo de 2017 fue mi último posteo. Desde entonces estuve no queriendo (o pudiendo) escribir por un montón de razones que no puedo reconocer, pero que voy a catalogar de 2 maneras:

. simplemente no lo sentía.
. me siento bloqueada.

Yo me baso en lo que me pasa adentro, lo que está adentro me dice que hacer. Y lo que estaba adentro no me llevaba a sentarme a escribir (por más que este todo el día en la computadora). A veces siento que algunos temas no tienen relevancia, o pienso en qué escribir y después se me va. Y así se me fueron un montón de ideas, lo que pasa es que estuve dandole prioridad a otras cosas que me pasaban. Siento que estoy en un proceso muy lento de descubrimiento o re descubrimiento (mis procesos de por sí son lentos), en donde estoy desmenuzando todo lo que me pasa. Tal vez estoy en el mismo lugar virtual desde donde escribí el último posteo, pero no. Estoy en otro lugar ahora. Tomar distancia sirve.

Todos estos meses que no publiqué nada me preguntaba ¿cómo hago para volver del silencio? La única respuesta que se me ocurría era la más obvia: hablando. En este caso, escribiendo. Y vuelvo con un tema importante: la muerte.

Siempre me pregunté por qué la gente comparte en sus redes sociales cuando se les muere un familiar muy cercano, ¿ustedes no? Como que no lo entendía y lo entendía al mismo tiempo. Yo no pensaba en querer compartirlo cuando me toque. Pero hoy, que estoy en una situación así, no es que lo quiero gritar a los 4 vientos, pero si siento la necesidad de hablar de eso, pero sólo porque creo que encontré la respuesta, que quiero aclarar no tiene ningún fundamento teórico. A ver que piensan ustedes.

Una mañana de clases cuando estaba en la primaria, estábamos hablando del tema (no se por qué, no me acuerdo) y recuerdo enterarme por primera vez que la costumbre era publicar un aviso en el diario cuando alguien se moría. Me pareció lo más extraño y con un tono muy de mierda pregunté "¿por qué alguien querría publicar eso?" Me acuerdo que la maestra me contestó y me dijo algo así como "para dar aviso". Ok.  Era tan simple que consiguió que me quede callada. Entonces, una de las razones sería avisar a "la comunidad" que tal persona ya no existe físicamente.

Después, por el lado emocional yo creo que la gente lo comparte porque es una especie de "homenaje" porque siempre va acompañado de unas palabras muy sentidas y llenas de dolor. En su tristeza inmensa, no saben qué hacer.
Estamos tan acostumbrados a compartir todo de nuestras vidas que también compartimos eso porque queremos que nos entiendan. Que sientan nuestro dolor y nos acompañen. Si compartimos lo bueno, también podemos compartir lo malo. Estamos comunicando, algo básico ¿no?. La verdad es que se lo estamos contando a un montón de personas que no nos conocen en profundidad, sólo nos acompañan desde lo superficial. Pero aunque sea de esa forma, también sirve.
A veces me pregunto también si alguien quiere dar lástima, o está muy acostumbrado a mostrar su lado miserable o triste. Después me pregunto quién podría querer hacer eso, no me entra en la cabeza. Pero se me disparan todos los pensamientos.
Después pienso, ¿quien se quiere quedar con eso TAN triste adentro? Con un desenlace tan feo (es feo porque nos enseñan que es algo feo). Esperado o no. Racionalizado o no. Aunque se esté contando eso en facebook o instagram, también hay espacio para lo privado, cada uno encuentra la forma de contarlo. O no. Por que al fin y al cabo, es un hecho importante en la vida de cada uno. Por eso lo compartimos.
Mi abuelo se fue hace dos semanas. Y es una mierda. No se puede escribir todo esto sin llorar. Cuando camino siento que perdí algo. Cuando me duermo quiero soñar con el y cuando me despierto, deseo que me acompañe todo el día. No lloro todos los días, pero cuando me acuerdo lloro. Lo curioso es como tu vida sigue su ritmo, casi que te olvidas, hasta que te acordas que ya no está. Lo curioso también, es que mientras seguimos nuestra vida, también hay vida que sigue en el cementerio. Nunca me imaginé que un entierro pudiera ser tan fuerte y violento. No entendía nada. ¿Por qué es TAN difícil? En mi caso, era algo que estábamos esperando. Y esperar es una mierda. Porque no sabes ni cuando va a pasar, ni cómo. Pero aún así, no estas listo para la avalancha de dolor que te cachetea como un cacho de hormigón. La angustia te deja en un estado de pausa, en donde lo único que te queda por hacer es "aceptar la situación". Porque no te queda otra. ¿Pero cuánto dura eso?
En fin, la razón de por qué le contamos al mundo que alguien se nos fue, es porque es lo más normal de hacer en ese momento. Y por normal entiendo, exteriorizar sentimientos, comunicarnos con el otro, homenajear desde lo personal, sentir la intensidad como se puede, atravesar el dolor sin saber cómo. Mi forma de atravesarlo, es pensarlo todos los días, hablarle al más allá (por más que a muchos les parezca ridículo), y encontrarme sonriendo cuando me acuerdo de algo vivido con él. Yo sé que estamos conectados y lo vamos a estar siempre. Y saber eso me ayudó a pasar por todo esto también. Que ventaja, alegría y hermosura es compartir con nuestros abuelos, el lazo entre nieta/o y abuelo/a es un lazo especial, casi de angel guardián. Es un amor que todo lo da.
Nos divertimos durante 34 años, hasta el último día. Me quedo con eso.
Estaba en la disyuntiva de si escribir sobre esto o no, pero después me acordé que esto es como un diario íntimo virtual, y acá escribo sobre lo que me pasa. Y lo que me pasa hoy es esto. Agradezco a los que me acompañan leyendo esto, y sepan que yo también los acompaño.
Gracias, Gracias, Gracias.




4 COMENTARIO S

COMPARTIR